IU Morón califica de “chapuza” la obra de la carretera tras las explicaciones “sin dar la cara delante de los vecinos” del Delegado de Fomento

  • marina-segura-3IU denuncia que el Delegado convierte en imprevistas cuestiones que se contemplaban ya en el proyecto y le da la excusa necesaria al PSOE para acercar el final de la obra  a las próximas elecciones municipales y autonómicas.

 

Tras la visita a Morón  del Delegado de Fomento, Jesús Sánchez, en la que ha tratado la  demora en la obra de la carretera Morón-Arahal, los grupos de la oposición, que tuvieron la oportunidad de reunirse con él y el Alcalde de Morón, han querido pronunciarse al respecto.

 

De esta manera, la portavoz de Izquierda Unida, Marina Segura, ha querido “agradecer la visita del Delegado de Fomento y los técnicos que han llevado a a cabo el proyecto de la carretera, visita que se ha hecho en atención de la petición que hizo IU de que el pueblo de Morón necesitábamos explicaciones tras ver lo ocurrido en esa carretera tras la tormenta de noviembre de 2017”.

 

CRÍTICA CON LA REUNIÓN A PUERTA CERRADA EN ALCALDÍA

 

Dado ese agradecimiento, a IU, en palabras de su portavoz, le hubiera gustado que esa reunión se hubiera hecho de forma pública y a puerta abierta para que pudieran dar explicaciones a todos los vecinos, y no a puerta cerrada en la Alcaldía “dando la sensación de que no se quiere dar la cara ante las preguntas y preocupaciones que puedan tener los vecinos“.

 

En cuanto a la reunión en sí, la conclusión que se saca de ella la formación  de izquierdas es que se han tomado una serie de decisiones políticas erróneas en este proceso, fundamentalmente dos: la rebaja de casi dos millones de euros en la inversión del proyecto y las prisas, decisiones que han dado lugar, no sólo a que se hayan retrasado los plazos, “sino a que se haya realizado una verdadera chapuza en la actuación del arreglo de la carretera“, indicaba Marina.

 

LA CHAPUZA

 

Según Segura, esta “chapuza” ha consistido en convertir cuestiones previstas en el proyecto inicial en cuestiones imprevistas, como pueden ser los accesos que estaban contemplados inicialmente, o el volumen de la circulación, que también era conocido con anterioridad.  ”Cuestiones que se han convertido en imprevistas y en la excusa perfecta del Partido Socialista para atrasar lo más posible la finalización de las obras, y acercarla así a las próximas elecciones municipales y autonómicas“, añadía Marina.

 

 

La portavoz de la formación de izquierda insistía en calificar de chapuza la obra  porque “no se entiende que una carretera casi terminada se rompa a trozos porque venga una tormenta, provocando socavones, señales caídas e inundaciones en zonas nuevas”.  ”Menos mal que el temporal ha sacado a la luz las deficiencias y la chapuza que se estaba cometiendo en la carretera“, ha añadido Segura.

 

Para Marina también ha sido chapucera la decisión de abrir la carretera sin echar la última capa de rodadura, “que es la que le da seguridad a la circulación, no solo una chapuza sino también una irresponsabilidad y esperemos que cumplan su compromiso en solucionar estos problemas en los próximos meses”

 

Al respecto Marina ha asegurado que desde su formación se va a hacer un “control político del asunto aunque le moleste al delegado“, porque “lo que nos interesa es tener una carretera de calidad, que solucione los problemas que tenía esa carretera y que dure en el tiempo, y que solucione los problemas de inundabilidad y se dé seguridad en la circulación”.

 

LA RESPONSABILIDAD ES POLÍTICA, NO TÉCNICA

 

Al contrario de lo que ha intentado trasladar el Delegado de Fomento a la opinión pública, desde IU “no se responsabiliza a los técnicos del proyecto sino a las decisiones políticas que se han tomado sobre la obra, como por ejemplo dar más puntos para  adjudicar la obra  a la empresa que daba menor plazo, un error que el propio Delegado reconoce”.

 

Al finalizar su comparecencia ante los medios, Marina ha insistido en que “nos parece vergonzoso que para vender cualquier bondad sobre la carretera se hagan asambleas abiertas y públicas y cuando hay que dar explicaciones sobre los errores que se han cometido, se haga a puerta cerrada en la Alcaldía“.

Fuente: La Voz de Morón