Haciendo justicia con la historia y poniendo a la URSS en su sitio

Reconocer y hacer justicia con el heroico pueblo de la Unión Soviética, y más concretamente con su Ejército Rojo, por haber derrotado al nazi-fascismo en Europa. Ése era el propósito fundamental del acto organizado este viernes por el Partido Comunista de Sevilla en el Centro Cívico Hogar San Fernando.

1

El secretario político provincial del PCE, Miguel Ángel Bustamante, y el responsable de formación del partido, José María Martínez León, fueron los ponentes de esta conferencia, titulada ‘Derrota del fascismo: realidad versus ficción’, en la que se desmontó con exhaustividad y rigor las numerosas mentiras y mitos que la maquinaria ideológica-mediática del imperialismo se ha ido encargando de difundir sobre la II Guerra Mundial, magnificando el papel de los Estados Unidos y ocultando la resistencia heroica del indoblegable pueblo soviético, así como su protagonismo determinante en el resultado final de este conflicto.

Tanto Bustamante como Martínez León dejaron claro en sus intervenciones lo mucho que la humanidad le debe al Ejército de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas: la terminación definitiva de la II Guerra Mundial; la contención del exterminio nazi; o el fin del Holocausto con esos casi seis millones de judíos asesinados, más otros once millones de víctimas entre los cuales se incluyen tres millones de prisioneros de guerra soviéticos.

2

El responsable provincial del PCE en Sevilla ironizó acerca de la propaganda norteamericana que nos inunda sobre la II Guerra Mundial. Así, no dudó en pedir a quienes han aprendido la historia a través de las películas de Hollywood, como “Enemigo a las puertas” o “Salvar al soldado Ryan”, que no la olviden “porque han conocido un capítulo de la historia de las mentiras de las mentiras de la historia”.

Martínez León detalló con precisión los principales hitos de la II Guerra Mundial, deteniéndose en cada una de las victorias del Ejército de la URSS sobre la Alemania nazi: en Moscú, Leningrado, Kursk, Stalingrado… para finalmente, en una oleada liberadora, quitar el yugo fascista a los pueblos europeos, incluido el alemán, culminando la epopeya con la bandera roja del proletariado ondeando en el Reichstag.

“Yo ya me he cansado de esconderme debajo de la sangre de 30 millones de ciudadanos y ciudadanas de la Unión Soviética que perdieron su vida durante la II Guerra Mundial, de los cuales dos tercios eran además civiles”, dijo Martínez León, quien aseguró llevar mucho tiempo intentando que “resplandezca la verdad” acerca de “quién fue el que puso toda la carne en el asador y a quién le debemos la derrota del nazismo en Europa”.

Por su parte, Bustamante recalcó la importancia de este tipo de jornadas formativas y de divulgación para combatir a quiénes se empeñan en reescribir la historia y en “asociar a la palabra comunismo todos los significantes del mal”.

El secretario político del PCE en Sevilla incidió en la necesidad de trabajar para que se sepa la verdad. Más aún en unos tiempos en los que en Europa emerge un nuevo fascismo, aumenta al número de refugiados que huye de sus países y crecen los movimientos de extrema derecha “al calor de los destrozos que la globalización y el neoliberalismo hacen en las condiciones de vida de la mayoría social”.

Por último, Bustamante llamó a aprender y a tener siempre presente “la experiencia histórica de nuestro partido, el PCE” que, como dijo, ha sido el que más ha luchado en este país por la unidad popular y por la democracia y el que ha perdido en este empeño a más militantes.

3