El PCE contra la propuesta de aranceles que Trump quiere imponer a la aceituna de mesa de Sevilla.

1Ayer en Sevilla, miles de personas del sector de la aceituna de mesa se han manifestado frente al Consulado de Estados Unidos contra los aranceles que el gobierno de Donald Trump pretende imponer a ese producto. Allí ha estado nuestro secretario político provincial y diputado en Cortes Generales, Miguel Ángel Bustamante, recordando que la política norteamericana atenta contra los intereses de los trabajadores y pone en claro riesgo centenares de empleos agrícolas.

Bustamante estuvo acompañado por varios miembros de la dirección provincial y local del PCE en Sevilla, así como por los alcaldes comunistas de Arahal, La Roda de Andalucía y El Saucejo, Miguel Ángel Márquez, Fidel Romero y Antonia Capitán, respectivamente. No faltaron concejales y cargos públicos de muchos municipios incluidos los de la capital sevillana, Daniel González y Eva Oliva y la portavoz de IU en la Diputación de Sevilla, Engracia Rivera.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha adoptado resoluciones definitivas que ponen fin a sus investigaciones ‘antidumping’ y antisubvenciones contra la aceituna negra de mesa de España. Las mismas proponen (ya se está aplicando) la imposición de un arancel del 34,75% al producto.  Es la media ponderada que se saca del aumento que experimentan todas las empresas afectadas. Y es la cantidad que, ahora, tendrá que pagar los clientes para que las aceitunas que compran en España lleguen a los supermercados estadounidenses.

2Hasta ahora, las empresas tenían que asumir una tasa preliminar impuesta, de forma cautelar -calculado a partir de las subvenciones que presuntamente han recibido- del 2,31 % para Aceitunas Guadalquivir; 2,47 para Agro Sevilla; del 7,24 por ciento para Ángel Camacho; las tres empresas sevillanas que han sido investigadas, mientras al resto les afectaba una cantidad media del 4,47 %. Ahora, todo aumenta hasta una cifra mis difícil de sostener.

La imposición de estos nuevos gravámenes, con la excusa de que causan daño o son una amenaza para la industria de Estados Unidos, van a provocar la pérdida del mercado americano de aceituna por parte de España.

Mientras que el arancel antidumping se está aplicando ya, el arancel antisubvención no se aplicará hasta que la ITC (Comisión de Comercio Internacional) -un segundo organismo administrativo- adopte a finales de julio su resolución definitiva en la que determinará si las exportaciones de aceituna negra de España causan daño o son una amenaza para la industria de EEUU.

Teniendo en cuenta que la administración americana sigue manteniendo que las ayudas de la PAC recibidas por los agricultores de aceituna de mesa no son compatibles con la normativa de la Organización Mundial del Comercio (OMC), hay que advertir que este precedente puede provocar que cualquier sector agrícola de cualquier país que compita con productos de la UE que reciban ayudas de la PAC, pida a su respectivo Gobierno actuar como lo está haciendo Estados Unidos.